17 nov. 2011

Sylt

Sylt. LA isla. La Marbella alemana. Mi zona de estudio. Cada vez que digo que tengo que ir a la dichosa islita todo lo que escucho es OHHH, AHHH, wie cool!, heftig!, ganz schön!! (traducción: OHHH, AHHH; que guay!, grandioso!, que bonito!!) y mi respuesta con cara de póker es: aja, si... preciosa, sobre todo cuando tienes que estar currando de 8 de la mañana a 5 de la tarde con temperaturas oscilando entre -5°C y 0°C, viento, lluvia y demás condiciones meteorológicas propias del Norte de Alemania en invierno. Porque esa es otra, no puedo ir en verano, no, siempre me toca ir en invierno! El caso es que acabo de estar allí un par de días, aun por encima sola (sí, mientras dos estudiantes de master están en la Antártida (el sueño de todo científico que se precio) y mis jefes se llevan a dos bachelor a las Maldivas, yo me voy a mi isla a pasar frio), aun por encima sin internet y sin 3G en el móvil y como tenía que sacar mi odio por algún sitio pues he decidido dedicarle un post.
Pero bueno, aunque lo pinte un poco negro de más tampoco fue tan horrible esta vez, el martes hasta hizo sol y el miércoles a las 12 de la  mañana ya había acabado por lo que me pude volver a la civilización un día antes, y la temperatura superó los 0°C (desde que vivo por aquí mi escala de calor-frio ha cambiado bastante!). Y bueno, gracias a la dichosa islita tengo trabajo, que tal y como están las cosas en España, me puedo considerar una privilegiada.
La verdad es que la isla es muy variopinta. Te encuentras desde los isleños de toda la vida, hasta excursiones del abueletes alemanes que deciden ir a pasar unos días para pasear (y pasar frio!!) y luego se relajan en los spas, pasando por toooodo el pijerío alemán. Al parecer es el sitio más pijo de toda Alemania. Y en medio pues te puedes encontrar conmigo y mis pintas de salida de campo (botas de montaña, traje de aguas, gorro y cara hiperpálida por el frio) y con algún que otro biólogo perdido recogiendo ostras. Aunque sea una isla, está conectada a tierra por medio de un tren y resulta bastante curioso-divertido ver el careto que te ponen las parejas (por supuesto, siempre conjuntadas entre ellas!) que van en sus BMW-Mercedes-Audi (principales marcas de coches en la isla) mientras tu vas con la furgoneta de la universidad "tapizada" de anuncios. Y bueno, las playas no es que sean horribles, pero siendo gallega mi concepto de playa/costa bonita difiere mucho de el concepto que tienen los alemanes.
Si alguién me lee y quiere tener información un poco más objetiva de la isla pinchad aquí (cortesía de Wikipedia :)
Y para despedirme, un par de fotos de mi duna. Sí, mi trabajo consiste en estudiar una duna....(muy friki, lo sé!)







3 comentarios:

  1. Hombre pues tu duna parece bonita y eso jajaja pero claro, supongo que con las condiciones meteorológicas no será lo más agradable del mundo...
    A mí el hecho de estudiar una duna me parece así como extraterrestre, pero eso es porque soy de letras... Luego les decía a mis compañeros de piso del año pasado porque se tiraron un año estudiando la Arabidopsis... jajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hombre, fea fea no es. También hay que decir que el iphone saca fotos muy buenas, hehe. Y bueno, para ti es extraterrestre, pero lo peor es que para mi tampoco es que sea algo muy normal... Consejo: NUNCA hagas un doctorado :)

    ResponderEliminar