9 nov. 2011

Skinny love

El concierto de Bon Iver fue el punto final a un fin de semana un tanto peculiar. Iba con las expectativas muy altas y las superó con creces. No me esperaba un concierto así, pensé que iba ser una cosa mucho más tranquila, pero con 9 personas en el escenario imposible que fuese una cosa tranquila. Impresionante su voz e inmejorable el sonido. Si era un grupo que ya de por sí me encantaba, después de verlos en directo salí completamente enamorada. Si tenéis oportunidad de ir a verlo, es un concierto 100% recomendable.



(La calidad de imagen es bastante mala, pero creo que se puede apreciar lo bien que sonó el directo)






No hay comentarios:

Publicar un comentario